Viernes, 12 de agosto de 2014
 Tomado por Alexis Piñate de la web: www.globovision.com

 

FVM en desacuerdo con fecha de inicio de clases

 

 

La Federación Venezolana de Maestros (FVM) está en desacuerdo con la convocatoria de inicio de clases el próximo 15 de septiembre, y lo consideran “violatorio a la Ley Orgánica de Educación y el reglamento”, el cual refiere que las vacaciones de los docentes son entre el primero de agosto y el 15 de septiembre, inclusive.

El presidente de la FVM, Orlando Alzuru, aseveró que “nadie podrá ser sancionado u objeto de descuento si se incorpora el 16 de septiembre” y recordó que ese día de vacaciones es una conquista gremial y sindical.

La Federación además exige un aumento de salarios, en vista de la situación económica que vive el país. “15% no es suficiente. Obedece al contrato colectivo. No es una dádiva. Es por el contrato colectivo, pero pedimos una revisión salarial”.

“El parámetro que tomamos para un buen salario es la canasta básica familiar (…) Si no nos sentamos a revisar el contrato colectivo, si hay voluntad política, pudiéramos llegar a un acuerdo”.

Los maestros también denuncian que siguen existiendo 146 mil educadores impedidos, que no tienen estabilidad laboral, y advierten que se violenta la Ley del Trabajo porque son tercerizados.

“El Ministro de Educación (Héctor Rodríguez) debe darnos respuesta inmediata al documento sobre ingreso, promoción y ascenso en la carrera docente”.

Orlando Alzuru informó además que para este año escolar continúa el déficit de 90% de los maestros en matemáticas, física y química.

Calificó como una “aberración” que se coloque “notas ficticias” a los estudiantes. “Un educador en estas áreas no se forma en 3, 4, 5 meses”.

Desestimaron las declaraciones del ministro Héctor Rodríguez, quien calificó de positivo el mantenimiento de las escuelas públicas. “Un promedio de 70% de la infraestructura escolar no está apta”.

Otra de las denuncias fue la falta de seguridad social de los trabajadores del sector educativo y sus familiares. “El Ipasme dejó de funcionar hace mucho tiempo de manera correcta… Ese es el instituto que mantenemos en nuestro salario”.

La Federación Venezolana de Maestros exigió estabilidad económica y laboral para los docentes, pues considera que la situación actual afecta la calidad de la educación que se imparte a los niños y jóvenes del país.