El Ministerio de Educación fomenta ideologización en escuelas públicas


 Tomado de El Nacional

20 de marzo de 2017 / 05:00 a.m.

 

Fotos de alumnos de preescolar dibujando y coloreando el rostro del fallecido presidente Hugo Chávez fueron difundidas esta semana, luego de las actividades realizadas al cumplirse cuatro años de su muerte.


Las imágenes divulgadas iban acompañadas de mensajes de rechazo a que la política partidista se manifieste en los centros educativos, pero estas actividades también fueron registradas por el Ministerio de Educación, que el lunes compartió en su cuenta oficial de Twitter imágenes como la de los alumnos de la Unidad Educativa Nacional Filomena Palma de Castro, en el estado Miran
da, que realizaban dibujos alusivos a Chávez y otra en la Unidad Educativa Nacional Bolivariana República del Paraguay donde un alumno lo personificaba en una obra de teatro.


“Niños y niñas de la Unidad Educativa Franklin Delano Roosevelt, ubicada en la parroquia San Pedro, rindieron un homenaje al comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías”, reseña una nota en la página web del ministerio, acompañada de fotos en las que los niños observan materiales impresos del fallecido mandatario y otro alumno luce una boina roja.


El texto refiere que la actividad, una muestra gastronómica, fue organizada por la División de Cultura en conmemoración de “los cuatro años de la siembra del máximo líder de la revolución bolivariana”.


Inmoralidad


Juan Maragall, director de Educación de la Gobernación de Miranda, denunció que es inaceptable que se utilicen espacios escolares para promover ideologías partidistas.


“La política es parte importante de la vida, pero las opciones las tomamos cuando somos mayores de edad. Estas acciones no solo representan una inmoralidad ética, sino que además desde el punto de vista pedagógico no tienen sentido”, expuso el educador.


Maragall indicó que desconoce si este tipo de actividades es un lineamiento del ministerio y señaló que los docentes que se presten a realizarlas “confunden su rol profesional” con su afinidad política.


Opina que los padres deben tomar iniciativas para poner freno a esta situación. “Una madre o un padre está en todo su derecho de decirle al maestro que no quiere que su hijo participe en ese tipo de jornadas”, expresó.