Demandas de los educadores no fueron atendidas por el ministro Rodríguez

 

María T. clemente
Sec. de Comunicación e Información
09 de marzo de 2015 / 5:03 PM

 

No hay fondos para ajuste salarial. Las federaciones del magisterio plantearon la revisión del salario, solucionar la crisis de salud y el cumplimiento del contrato colectivo.


Sin expectativas de mejorar su situación laboral salieron los representantes del magisterio quienes se reunieron esta tarde con el ministro de Educación Héctor Rodríguez. Así se desprende de la declaración del presidente de Fetrasined, Falime Hernández.


“La reunión no arrojó ningún acuerdo. Nuestro principal planteamiento fue la revisión salarial y fue rechazado por el Ministro, bajo el argumento que ellos están cumpliendo el contrato cuando la realidad indica que se está violando el 70% de las cláusulas al no cumplirse el programa de vivienda, de mercado y medicina. No hay voluntad para atender nuestras demandas y la revisión del salario está incluida en el contrato” refirió.


Para el vocero, la inflación y la devaluación depreciación del salario del docente, que apenas gana 1 dólar por día. “El ministro nos afirmó que no hay recursos para atender un ajuste por el descenso de los precios del petróleo, no hay fondos, pero si sigue regalando la plata a otros países.”


Otro aspecto que fue abordado en la reunión fue el rechazo de las clínicas a los docentes y sus familiares por la deuda del Gobierno. En este aspecto, Hernández cuestionó la postura del funcionario. “Nos respondió que es falso, que ellos están pagando y que es un boicot de las clínicas. Como siempre le echan la culpa a los enemigos del gobierno, y no admiten sus errores. Fuimos claros con el ministro y le dijimos que nuestra posición es gremial y no partidista”.


En cuanto a las irregularidades en la cancelación de las prestaciones sociales, el vocero gremial explicó que Rodríguez admitió las fallas y recomendó a los afectados a presentar sus denuncias para ser atendidos.


De acuerdo al presidente de Fetrasined, la crisis del Ipasme fue otro punto de la agenda, pero con la misma respuesta. El funcionario aseguro que se está cumpliendo con la atención a los afiliados, y que el único aspecto que prometió atender es nombrar una nueva junta administradora, y solicitó a las federaciones que presente una terna para nombrar una nueva directiva.


“Salimos muy decepcionados. La culpa de la inflación es del gobierno no de los educadores. No es posible que se sigan buscando enemigos y evitando la realidad. Ni siguiera se levantó un acta de la reunión concluyó.